Seleccionar página

Como hemos visto en post anteriores son muchas las alteraciones físicas que amenazan los soportes pictóricos.

La profesora/restauradora la Sra. Ana Calvo, reitero mis felicitaciones por el libro sobre Conservación y restauración de obras de arte, nos explica con un lenguaje muy comprensible para todos, los factores que determinan una fatiga mecánica de la tela y a larga su ruptura.

Si copiara todos los que nos indica la experta, Word Press calificaría este artículo con la carita roja de “pésima legibilidad” , así que me limitaré a referir sólo unos cuantos:

Las alteraciones de tipo biológico son manchas blanquecinas o de distintos colores pardos, grises o negros, en las que se aprecian los filamentos.

Mohos y hongos que provocan la hidrólisis de la celulosa y la pérdida de resistencia mecánica.

• La acumulación de polvo y suciedad acelera la degradación de la tela.

• El punto donde se junta la tela y bastidor es terreno propicio para el desarrollo biológico con la presencia de nidos de insectos, que en ocasiones realizan orificios de salida a través de la preparación y la pintura.

• Los excrementos de moscas, pájaros y murciélagos cuyo contenido ácido ataca la propia materia y deja manchas y cercos.

La acidificación y la oxidación se deben sobre todo en zonas con clavos que aceleran su envejecimiento con ruptura del soporte, desprendimiento del bastidor y el consiguiente destensado y deformaciones.

Lagunas o faltas es decir pérdidas de fragmentos de tela que ocasionan la ruptura de las líneas de tensión adecuadas y deformaciones; también cortes y desgarros sin pérdida de tela.

Los cortes y rupturas pueden ser naturales ocasionados por tensión o debilitamiento de la tela o artificiales provocados por golpes y actos vandálicos.

• Las arrugas en los ángulos son frecuentes cuando se caen las cuñas al tensarse los lienzos.

• También se deforma la tela en la parte baja por acumulación de polvo y otras materias extrañas entre el bastidor y el lienzo, dando lugar a embolsamientos

Las costuras son zonas especialmente frágiles que pueden abrirse por la tensión o por haber sido debilitadas o eliminadas en anteriores intervenciones.

Las etiquetas adheridas a la tela pueden ocasionar rigidez o deformaciones.

Pliegues y ondas, parches y bandas de tensión, dobleces, recortes……etc….

Les animo a adquirir el libro de la Sra. Ana Calvo  -que no tengo el privilegio de conocer-.