Parece que la naturaleza se ceba con los genios. O al revés. Gracias a esas mentes complejas y esos cuerpos enfermizos, algunas personas se convierten en genios. Personalidades diferentes e incomprendidas, rara avis, que encauzan ese mundo interior rico y doloroso a través del arte.

El caso de Dostoievski se explica muy bien en este artículo: https://www.elsevier.es/es-revista-neurologia-.

El escritor relató sobre la enfermedad y detalló su etiología en numerosas obras; sus comentarios fueron excelentes aportaciones para desarrollar la neurología y la farmacología asociada a esta enfermedad.

Pero ¿por qué hablar de epilepsia en un artículo de lingüística forense?

Los pacientes que sufren crisis epilépticas localizadas en el lóbulo temporal suelen desarrollar hipergrafías. Los neurólogos Serratrice-Habib relatan en su libro Escritura y cerebro:

“Una de nuestras pacientes depositada cada mañana durante su hospitalización un fajo de hojas de papel en las que con una escritura regular, inscribía numerosos detalles de sus dolencias.El contenido gráfico es abundante, la acumulación de detalles con una extraordinaria precisión y una meticulosidad excepcional” 

Los temas son habitualmente autobiográficos, metafísicos, filosóficos, rituales, políticos, cósmicos y religiosos. El contenido se complementa con paréntesis, escritura en mayúscula y subrayados, y alguna vez  se añade algún dibujo o poema.

Lo de menos es la caligrafía, que suele ser monótona, por lo que desde el punto de vista grafológico poco hay que añadir.

Suelen ser hipergráficos otros enfermos como los que sufren psicosis delirantes que suelen escribir con textos incomprensibles, fusión de palabras y numerosas incoherencias; el papel suele acabar arrugado o manchado.

En el caso de los esquizofrénicos:

“Desahogan su vida interior en innumerables hojas de un diario íntimo siempre continuado y jamás terminado. La escritura se sobrecarga de figuras extrañas, líneas geométricas, dibujos extravagantes y perfiles arquitectónicos. Abundan neologismos, metáforas, repeticiones y frases inacabadas

Estos detalles tienen una gran fuerza probatoria en el caso de que se cuestione la autoría de un documento y por tanto son aspectos a tener en cuenta en una valoración de lingüística forense.