Seleccionar página

GATO, LIEBRE O EL JUEGO DE LAS SIETE DIFERENCIAS.

La expresión Dar gato por liebre  significa: “engañar una persona a otra dándole una cosa de muy poco valor o calidad en lugar de otra parecida pero mucho mejor.”

El origen de esta expresión lo encontramos en la Edad Media, pero lo cierto es que se repite en época de escasez; mi padre que vivió la postguerra española nos lo explicaba: una vez desollada una liebre o un gato, ambos animales se parecen mucho y comíamos carne de gato en lugar de carne de liebre, porque cuando el hambre aprieta…

Recientemente tuve un caso sobre el clásico cambiazo en la compra de una obra de arte.

Esta es la situación:

Amigo le dice al amigo: ¿te vendo el cuadro de casa?

Amigo le contesta al amigo: sí, por supuesto, ¿el de la foto?

Amigo le dice al amigo:  sí, el de la foto que te pasé; tengo un certificado de autenticidad.

 

El amigo cayó en un engaño, porque cuando le entregan el cuadro intuye que le han dado el cambiazo.

Empieza una investigación y resulta que descubre que el certificado de autenticidad es falso y que, como el juego de las 7 diferencias, detecta detalles discrepantes entre la imagen fotográfica del cuadro “de su amigo” y el cuadro real.

Y llegados a este punto, ¿Cómo puede intervenir el perito calígrafo para esclarecer esta sospecha?

El perito calígrafo que entiende de rasgos grafonómicos aplicados al dibujo, analiza las imágenes y elabora una ficha técnica de ANALISIS PINACOLÓGICO DEL TRAZO considerando:

  1. La trayectoria general del grafismo.
  2. La orientación, inclinación y dirección de la líneas.
  3. La distribución y el ductus de las masas gráficas.
  4. La proporcionalidad y el tamaño.
  5. Las formas predominantes y particularismos.
  6. La calidad del trazo, su calibre y regularidad.
  7. El tipo de movimiento impulsor.
  8. El tipo y la calidad del coligamiento de trazos.

A continuación puede referir los particularismos gráficos relativos a la destreza gráfica del autor y puede detectar temblores, rigideces, engrosamientos o estrechamientos inusuales del trazo etc.

Puede analizar también aspectos relativos a la forma, como el clásico juego de “Las 7 diferencias” en el que viendo dos imágenes muy parecidas, uno se divierte encontrando las diferencias formales.

Otro aspecto a tener en cuenta es la paleta de colores.

Con todo ello, el perito puede determinar si ambas imágenes se corresponden a la misma obra o bien pertenecen a obras distintas; a partir de ahí, el cliente puede emprender acciones legales.